Más allá de las app para aparcar: 3 tecnologías que afectarán al sector

(vía Parkman) Las innovaciones en el sector de la tecnología están creciendo mucho, y el área de la smart city y del aparcamiento no se quedan atrás. Estamos preparados para que las aplicaciones de aparcamiento se utilicen de forma amplia, y para no detenernos ahí.

Maximiza los ingresos y ratios de ocupación de tu negocio de aparcamiento usando los métodos de esta guía.

Hemos seleccionado tres conceptos interesantes que seguramente van a tener un papel importante en el futuro del aparcamiento inteligente. El tamaño, la forma y los efectos de su influencia todavía no están claros, pero no podemos dejar de tenerlos en cuenta cuando nos movemos en el cambiante entorno del urbanismo inteligente.

1. Realidad aumentada

La realidad aumentada es un concepto del que se viene hablando desde hace mucho tiempo, pero es ahora cuando poco a poco va pasando de ser una utopía a algo real. La realidad aumentada es una forma de añadir un nivel adicional de información sobre la realidad que percibimos, elementos que no podemos observar si no es con tecnología (no tenemos que confundirla con la realidad virtual, que supone la creación de una nueva realidad). Es difícil de explicar la realidad aumentada en pocas palabras, se entiende mejor con un ejemplo: te pones unas gafas que son una extensión de tu sentido de la vista, y te muestran información sobre el espacio en el que estás: la temperatura, la calidad del aire, u otros aspectos relevantes.

En situaciones de visibilidad reducida (como un aparcamiento en paralelo, o el mal tiempo), la realidad aumentada puede darte la información necesaria para aparcar con seguridad. La realidad aumentada también puede hacer que cualquier tipo de entorno se convierta en una pantalla interactiva, por lo que cualquier información que un conductor pueda necesitar durante su trayecto puede mostrarse ante él, en lugar de en un dispositivo aparte.

El potencial para el aparcamiento es básicamente una extensión del potencial de la conducción: más información para tomar decisiones, más seguridad y más eficiencia. Cuando un conductor puede comunicarse con un vehículo y con el entorno que lo rodea de varias formas, el aparcamiento es más seguro, fácil e inteligente.

2. Crowdsourcing

El crowdsourcing no es una tecnología en sí misma, pero es algo que puede ser creado a partir de la tecnología, y que nos enseña cómo puede llegar a otros niveles. Supone recursos para la base de usuarios de un producto o servicio, de forma que ese servicio o producto se convierta en una entidad que se autoabastece. Youtube es la plataforma de crowdsourcing por excelencia: sus usuarios son también creadores y consumidores de contenido. Otro ejemplo sería Airbnb: la plataforma pone en contacto a una persona que busca alojamiento con propietarios de casas en alquiler, sin tener que producir nada más que un entorno online para que se encuentren. El crecimiento es orgánico: cuantas más personas se integran, mejor es el servicio y aún más personas se unen.

Incluimos el crowdsourcing en relación con el aparcamiento, y especialmente como herramienta que sustituirá elementos: para compartir información entre conductores sobre plazas de aparcamiento libres. El crowdsourcing puede ayudar a simplificar el trabajo manual y los elementos de hardware, y crear un ecosistema de información, ya sea sobre el tráfico, la disponibilidad o incluso el servicio de aparcacoches.

Al mismo tiempo, permite reducir los costes que supondría recopilar y compartir información de otros modos. El crowdsourcing es una buena oportunidad porque genera crecimiento a partir del crecimiento, y al mismo tiempo hace que un servicio sea más completo.

3. El sistema blockchain

La tecnología blockchain, o cadena de bloques, es básicamente una forma de verificar, gestionar y almacenar datos. Funciona en bloques, cada uno de los cuales contiene datos de transacciones con marca de tiempo y los datos de todos los bloques anteriores. Cada entidad que se crea, como su nombre indica, se va formando en cadena. La información de estos bloques se distribuye en cientos de ordenadores por todas partes, haciendo un sistema descentralizado. El proceso completo es muy complejo y difícil de entender sin conocimientos técnicos más profundos, pero el hecho es que el sistema ha sido creado de forma que no se puede alterar. Y ahí está el potencial que ofrece: seguridad.

El blockchain mantiene la seguridad de las transacciones desde su origen, porque los bloques no pueden ser hackeados. La aplicación más evidente de esta tecnología de programación está en los pagos online. Los que conocen blockchain lo asocian a Bitcoin, que es el servicio más conocido que usa esta tecnología. Pero hay también muchas otras formas de utilizarlo.

El mayor potencial que puede ofrecer a la industria del aparcamiento es el de la gestión de los pagos. Pero también puede aplicarse en la protección de la información del usuario, y en cualquier operación en la que se transfiera cualquier tipo de dato. Cuando se está registrando continuamente una gran cantidad de información de usos de vehículos, la seguridad de esos datos es una cuestión crucial. Se considera que la tecnología blockchain es la más segura en el entorno digital.

Con diferentes herramientas tecnológicas, las oportunidades para el aparcamiento son infinitas.

Imagina una industria del aparcamiento que ofrezca mayor usabilidad gracias a la realidad aumentada, que ponga a disposición del usuario mediante el crowdsourcing, y que garantice la mayor seguridad a través de la tecnología blockchain. El potencial ya existe, y estas tecnologías pueden aplicarse en la gestión de aparcamientos.

Estos elementos incidirán en la industria de forma indirecta, al tener relación con otros aspectos de la ciudad: el tráfico, el transporte, la fabricación de vehículos, la comunicación, etc. Por eso esta no será la última vez que leas o escuches algo sobre ellos ya que lo más probable es que hagan que la vida en la smart city sea cada vez más segura, mejor, y más rentable.

Posted by webmaster