Por qué el aparcamiento inteligente es más sostenible

(vía parkman) Todos sabemos que el cambio climático no es sólo una realidad, es una amenaza cada vez mayor en nuestras vidas. Los investigadores están de acuerdo: necesitamos encontrar formas de mejoras nuestros hábitos si queremos perpetuar la vida de nuestro hermoso planeta. En este artículo hablaremos de los beneficios ecológicos del aparcamiento inteligente.

En pocas palabras, el problema es el siguiente. Seguimos lanzando gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que aumenta la temperatura de la Tierra. Cuanto más caliente está, mayores cambios ocurren, y más difícil se vuelve la supervivencia para cualquier forma de vida.

Precisamente la conducción es uno de los factores que conllevan emisiones, sin duda. Puede que te preguntes entonces por qué estamos hablando de sostenibilidad en una industria que asienta gran parte de su negocio en la conducción de vehículos. ¿Qué tiene que ver el aparcamiento con salvar el medio ambiente?, la respuesta es muy fácil. No podemos hacer que la gente deje de conducir coches, ojalá, pero no es algo realista. Lo que podemos hacer, sin embargo, es hacer de la conducción una acción más favorable para el medio ambiente, reduciendo los impactos que tiene sobre él a la hora de aparcar el coche.

¿Pero qué hace exactamente el aparcamiento inteligente?

Te hace conducir menos, y hacerlo más económicamente.

Uno de los principales impactos que produce el exceso de conductores en el centro de las ciudades es la búsqueda de aparcamiento. Cuando no sabes dónde hay sitio libre para aparcar, conduces dando vueltas hasta que encuentras uno. Se calcula que el tiempo que tardas en encontrar aparcamiento aumenta un trayecto entre 3,5 y 14 minutos (y ese tiempo extra supone emisiones extra también).

Además de pasar más tiempo conduciendo, los coches que están buscando aparcamiento incrementan los atascos. Las calles congestionadas suponen coches acelerando, frenando y manteniéndose en punto muerto, lo que en realidad es una forma de conducir muy poco rentable. Este tipo de conducción consume más gasolina que desplazarse a una velocidad constante, por lo que también se envía más polución a la atmósfera.

Se estima que aproximadamente un 30% del tráfico del centro de una ciudad es de coches buscando aparcamiento. Eso supone muchos minutos extra y muchas paradas y volver a arrancar.

Una solución de aparcamiento digital mejoraría mucho ese impacto. Al mostrar en tiempo real dónde hay un sitio disponible, ya no es necesario estar dando vueltas. Así se reduce el tiempo de conducción y los atascos, reduciendo las emisiones ambientales. Los efectos a la larga de suavizar el tráfico pueden ser significativos para la calidad del aire de las ciudades y la sostenibilidad.

Una solución de aparcamiento digital mejoraría mucho ese impacto. Al mostrar en tiempo real dónde hay un sitio disponible, ya no es necesario estar dando vueltas. Así se reduce el tiempo de conducción y los atascos, reduciendo las emisiones ambientales. Los efectos a la larga de suavizar el tráfico pueden ser significativos para la calidad del aire de las ciudades y la sostenibilidad.

Es digital en lugar de físico

Piensa en todo el trabajo en papel que se hace con el aparcamiento. Recibos incontables, multas de aparcamiento y permisos que se sacan de máquinas o se envían a la gente a diario. Hay en torno a 240 millones de coches particulares solamente en los Estados Unidos, y eso es sólo una parte de toda la gente que conduce, así que podemos asegurar que no hablamos de una cifra pequeña.

Los procesos de producción de papel requieren talar toneladas de árboles y usar miles de litros de agua. Esos procesos además producen deforestación, perjudicando el sustento de la vida en las áreas naturales. Los efectos de la fabricación de papel no terminan con su producción, sino que deshacerse de él crea metano (se está podrido) o dióxido de carbono (si es compostado o quemado). Desafortunadamente, tanto las antiguas máquinas de aparcamiento que funcionan con monedas como las máquinas modernas digitales emiten un recibo por cada aparcamiento que registran.
Lo mismo ocurre con la fabricación de hardware de aparcamiento. La materia prima y los recursos energéticos se gastan en la creación de parkímetros. Tras su instalación necesitan mantenimiento y ser vaciados regularmente, y hay que conducir hasta esos lugares para hacerlo, lo que aumenta las emisiones.

Cuando todos los procesos son digitales, el impacto es menor. Los recibos y otros documentos pueden verse en la pantalla del teléfono, o directamente en la base de datos de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. De cualquier modo, el soporte papel no se vuelve tan necesario en este entorno digital, y así tampoco se carga al medio ambiente con su producción. Igual que con los soportes de pago. Cuando la información fluye digitalmente no es necesario construir y mantenerlos, ahorrando recursos.

Se puede integrar en otras soluciones de smart city

Además de llevar la gestión de aparcamientos a lo digital, hay muchas otras formas en las que las ciudades están cambiando para mantener el aumento creciente de la población. El transporte compartido, los coches eléctricos, los sistemas de monitorización del tráfico o la selección automática de rutas, por poner ejemplos, reducen el impacto de la movilidad en el medio ambiente. Combinado con soluciones de aparcamiento inteligente, como aplicaciones para aparcar, la experiencia de la conducción al completo se va volviendo mucho más sostenible.

Además, junto con desarrollos de infraestructuras inteligentes, las soluciones de gestión de aparcamiento también pueden dirigir el tráfico fuera del centro de las ciudades, hacia, por ejemplo, puntos de acceso a transporte público, reduciendo así los atascos y su alta contaminación. Los datos que recogen las diferentes partes de esta red inteligente aportan información muy valiosa sobre cómo funciona la movilidad en una ciudad y cómo puede mejorarse.

Cuando se integran diferentes APIs, se convierten en una red de soluciones sostenibles que suponen en suma una importante reducción de la contaminación. Disponer de estas herramientas listas y sincronizadas también anima más a la gente a usarlas.

Posted by webmaster